Miércoles, 12 Abril 2017 00:55

Gritemos todos, porque si no gritamos todos no nos escucha nadie

Escrito por
(0 votos)

Desde OAJNU promovemos la participación activa para la mejora de nuestra sociedad, SUMAR MÁS VOCES a la causa es primordial. Esta causa del alto a la violencia necesita de todos y de VOS. Sumar voces para que se escuche en todos lados... ¡suma tu voz! no nos quedemos callados ni demos más espacio a la indiferencia.

Una vez más los portales de Internet se empapelan con la foto de una mujer asesinada, una vez más nos toca conocer en las peores circunstancias a otra víctima de la violencia con la que convivimos todos los días.

Una vez mas nos lamentamos, pero una vez más nos levantamos y seguimos luchando, por Micaela, por Lola, por Ángeles, Chiara, Candela, Lucía, y todas las que motivan cada reclamo de justicia y de protección. Es difícil transmitir cuánto dolor causa tanta violencia. Es muy difícil asimilar ese dolor y seguir indiferentes.

¿Qué queremos?

Queremos que esta sociedad se UNA, con el firme propósito de repudiar cada acto de violencia en contra de las mujeres.

Queremos que se escuche muy fuerte este nuevo grito de dolor, de rabia y de impotencia, y que se traduzca en la constante CONSTRUCCIÓN de una sociedad que camine y grite muy fuerte frente a cada injusticia. Queremos ver renacer la esperanza de un lugar más seguro para nuestras madres, tías, primas, abuelas, novias, hijas, hermanas y amigas.

Queremos luchar por Micaela y por todas y cada una de las mujeres que han sido víctimas de los crímenes más atroces.

Reivindicamos nuestra postura a favor de todos los derechos conquistados por el colectivo femenino, exigiendo que se respeten, se hagan cumplir y se promuevan incansablemente.

Sostenemos y reafirmamos la indiscutible responsabilidad de los actores y representantes del Estado, en todas sus formas, en cada muerte, violación y maltrato.

Exigimos que la Justicia actúe en contra de quien permitió que otra mujer se convierta en víctima de la violencia desmedida que está coartando la libertad de todas las mujeres argentinas.

Micaela, como tantas otras jóvenes, supo transmitir un mensaje que buscaba encontrar esperanza entre tanto temor y tanta violencia. Le tocó a ella vivir en primera persona el peor de todos los finales. Ella, y todas las mujeres que luchan por calles seguras, por respeto y por sus vidas, merecen el profundo compromiso de quienes todavía tenemos VOZ: que esta no sea una charla más al pasar, una noticia que en unos días formará parte del pasado. Hoy necesitamos gritar todos, necesitamos que grites con nosotros, porque si no gritamos todos no nos escucha nadie.

Pedir ayuda es el primer paso. Llamá al 144.

 

Gratis, en todo el país, las 24hs, los 365 días del año.

Visto 190 veces
Inicia sesión para enviar comentarios