Sábado, 13 Mayo 2017 00:59

OAJNU A FAVOR DE LA DEMOCRACIA, DE LA MEMORIA Y DE LA JUSTICIA

Escrito por
(0 votos)

¿Qué implica el beneficio del 2x1 para represores cívico-militares presos?

La ley nacional “2x1” existió en Argentina entre 1994 y 2001 con el objetivo de reducir la población carcelaria, compuesta en gran parte por personas con prisión preventiva y sin condena firme. La ley –n° 24.390- indicaba que pasados los primeros dos años de prisión preventiva sin condena, se debían computar dobles los días de detención. Es decir, que todos los años que un detenido pasaba preso sin condena firme a partir del tercer año de detención valían por dos cuando se le diera la sentencia final.

En fecha 03/05/17, tres jueces de los cinco de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el caso conocido como “Luis Muiña” lograron la mayoría, y decidieron fallar otorgando este beneficio a este último, condenado por delitos de lesa humanidad cometidos en la última dictadura cívico-militar en nuestro país. Muiña es autor de la desaparición, tortura y muerte de al menos 5 víctimas (entre ellas tres mujeres), dentro del plan sistemático, orgánico y estatal, que llevo a cabo el poder de facto.

La O.N.U., los legisladores nacionales, la gran mayoría de los partidos y agrupaciones políticas, los organismos y organizaciones de DDHH, y un remarcable número de funcionarios públicos nacionales y provinciales repudiaron este fallo, sosteniendo la imprescriptibilidad y continuidad en el tiempo de los delitos de lesa humanidad, es decir que el daño, la desaparición y la violencia perduran en la memoria y recuerdo de las víctimas, sus familiares y en toda la historia de la humanidad, por lo que consideraron firmemente que la Corte debiese rever su fallo, lo que produjo que otros jueces inferiores se nieguen fundadamente a aplicarlo en similares casos, y que el Congreso de la Nación en las últimos días sancione una ley en contra de la aplicación de este beneficio para los delitos de lesa humanidad y que solamente se aplique para los delitos comunes; entre otras consecuencias que desató.

Asimismo en las últimas jornadas, en las principales plazas de todo el país (y en algunos países de Europa y Latinoamérica), se produjeron multitudinarias marchas, donde miles de personas se reunieron para exigir a los jueces y a los funcionarios públicos la no-aplicación de ese beneficio para los represores, autores y dictadores de esta atroz y escalofriante dictadura sucedida entre los años 1976 a 1983.

Creemos firmemente en la aplicación efectiva del derecho, y en la fortaleza y sostén de nuestro ordenamiento jurídico. Defendemos el orden y el respeto de nuestra Constitución Nacional y nuestros Tratado Internacionales de Derechos Humanos con Jerarquía Constitucional (art. 31 y 75, inc. 22 de la C. Nac.), y en la Ley 27.156 sobre “Corte penal internacional - Delitos de Lesa Humanidad. Indultos, Amnistía y Conmutación de Penas-Prohibición”, promulgada en Julio de 2015. Son todos estos instrumentos legales superiores a cualquier tipo de beneficio con tales características. Estamos, como siempre, del lado del Derecho, de la Democracia y la Justicia.

OAJNU promueve y sostiene el sistema democrático como una forma de ser, vivir, y de desarrollarnos. Como tal se sustenta y avala en los componentes y valores democráticos, y en la memoria, la verdad y la justicia. Origina, apunta y busca la aplicación de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos en cada una de sus intervenciones y proyectos integrales.

 

“Compartimos y defendemos las conquistas justas y democráticas, reprochando cualquier decisión arbitraria, oscura y beneficiosa que busque lo opuesto”.

Visto 184 veces
Inicia sesión para enviar comentarios