Domingo, 16 Octubre 2016 01:02

Sobre la cuestión de género

Escrito por
(0 votos)

En Argentina, el desempleo y la marginalidad afecta en mayor proporción a mujeres que a hombres. En Argentina, a una mujer se le paga menos que a un hombre por el mismo trabajo. En Argentina, los hombres violamos mujeres porque podemos. En Argentina asesinamos mujeres porque queremos, una cada 30 horas.

 

Hay un grito mudo que cada vez suena más fuerte. Es el grito de la vida y la dignidad. Es un grito que nos llama a terminar con la cultura del acoso, la violación, el asesinato y la impunidad. María Cash nos falta desde el 2011, Sofía Herrera desde el 2008, Florencia Penacchi desde el 2005, Marita Verón desde el 2002, la lista es obscenamente interminable. A todas ellas se las llevó el machismo.

Así nos educan, mujeres temerosas y hombres valientes. Mujeres sumisas y hombres dominantes. Dejemos nuestros privilegios de hombre de lado, dejemos de abusar de las ventajas por vivir en una sociedad injusta. En definitiva, como dijo Galeano: "El miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo".

No hay margen para relativizar, el machismo mata. Tu vida y tu cuerpo no le pertenecen a nadie más que a vos. La solución no está en salir con alguien o en manejarse de día. No hay una forma de vestirse que justifique una violación, no existe una forma de ser que justifique un asesinato. Sólo existen violadores y asesinos. Sólo existen víctimas y cómplices.

La solución es una sola, destruir la idea de dominación, de poder del macho. Destruir la impunidad. Educar para la igualdad y la solidaridad. Justicia para las víctimas, un Estado presente, atento y ocupado.

Dejemos nuestros privilegios, dejemos de ser cómplices.

 

Pedro Bernabeu

Visto 216 veces

Lo último de Mendoza

Más en esta categoría: Micaela Garcia »
Inicia sesión para enviar comentarios