Jueves, 02 Marzo 2017 01:15

Conflicto docente: los jóvenes levantan la mano

Escrito por
(0 votos)

Por Iván Mammana

Principio de año y el escenario es el de siempre, lamentablemente. La época de discusiones paritarias, las predicciones sobre cuál será la inflación este año, los cortes de calles de manera semanal y casi diaria  y los chicos sin ir al colegio.

Mucho se habla de las pretensiones de un sector docente que históricamente ha cobrado poco y también se habla de cómo los sindicatos solo quieren “hacer política”. Lo cierto es que en la ciudad de Córdoba este jueves 6 de abril se cumplió el séptimo día de paro docente luego de rechazar el ofrecimiento estatal del 19,5%, más un 1,5 por la excedente inflación del año pasado, más una cláusula gatillo por si se dispara la inflación. Los docentes mantienen la huelga ya que sostiene que la provincia adeuda seis puntos de inflación del año anterior más un porcentaje que se adecúe a la inflación “real”. La realidad indica que la ciudadanía no tiene acceso a detalles de las propuestas que les permita opinar y tomar partido sobre números ciertos.

Mientras tanto, una vez más, son los jóvenes los perjudicados directos que otra vez  corren el riesgo de no terminar los planes educativos, jóvenes que deberán rendir sin tener la totalidad de los temas explicados.

Desde mi lugar decidí “acercarles el micrófono” a ellos para mostrar el compromiso y el entusiasmo de la juventud, por participar en este tema. Para ello entrevistamos a 20 jóvenes de instituciones privadas y públicas de nivel secundario y universitario.

En las entrevistas, todos los encuestados coincidieron en resaltar la importancia de que se dicten todos los días de clases, ya que sino, los planes de estudio no se darán por completo y la educación se seguirá deteriorando: se deben cumplir los dias de cursado. Puedo decir por experiencia que no es lindo que tengas que ver muchos temas en poco tiempo. Además los exámenes se terminan acumulando y empezas a disminuir tu rendimiento académico. Hay que tener los días necesarios para enseñar y evaluar. De otro modo, por ejemplo: en algunas materias nunca terminabamos todas las unidades, porque directamente una unidad no era evaluada pero si se tomaba en los integradores. En otras, se tomaban unidades que no eran enseñadas y aun así se evaluaban- (Nicolás S., 20 años, actual estudiante del CUP, egresado de escuela pública.)

Sin embargo el 40% de los jóvenes aprovecharon la pregunta para señalar que la educación se está “mediocrizando” y tiene muchas urgencias que atender.

“me fijaría en la calidad de educación, yo que tengo hermanos más chicos y todos fueron a la misma primaria que yo (pública) pude ver como involucionó en el aspecto académico la institución: cuando yo iba la educación era excelente, y ahora en sexto grado los chicos no saben ni multiplicar bien -(Nicolás G., 20 años,  estudiante de la UTN.)

Fue entonces, la oportunidad de preguntar  por qué creían que se daban estos conflictos y si consideraban que existía alguna solución para que  dejaran de suceder. Como respuesta obtuvimos que el 100% de los estudiantes cree que estos conflictos se deben a que durante muchos años la educación viene siendo mal paga  y descuidada  y aún hoy, 2017, el Estado no logra solucionar el reclamo ofreciendo las condiciones laborales que la educación merece.

“Como cualquier pelea, esto ocurre porque un grupo de personas (los docentes) están reclamando algo,un salario justo, que les pertenece hace  años y tratan que esto les sea reconocido. Obvio que hay cuestiones partidarias y sobretodo cuando se trata con temas del gobierno ya que todos sacan el tema de la oposición y demás. A pesar de que en todas las movilizaciones se vean carteles de los distintos sindicatos y partidos políticos, creo yo que hoy en dia estan unidos reclamando algo que les pertenece a todos los docentes”. (Lourdes, 17 años, estudiante de escuela privada.)

El 80% de los estudiantes señaló que la solución sería el diálogo para  llegar a un acuerdo con el Estado de manera que los docentes puedan tener una conquista sin que el Estado salga perdiendo por completo, pero a su vez  reconocieron que esto sería algo utópico. Sin embargo algunos se animaron a “proponer soluciones” para este tipo de conflictos, como es el caso de nuestro encuestado de menor edad, Valentín de 15 años: “Creo que la solución sería no sancionar el ausentismo sino premiar al presentismo. Recientemente escuché que si el ausentismo baja, el Estado pierde menos fondos lo cual podría ayudar a aumentar los sueldos y todos felices”.

Sobre los métodos utilizados para realizar el reclamo no hubo consenso entre los jóvenes encuestados, algunos reconocían que, por desgracia, era la única forma para que el gobierno los escuchara, otros señalaban que era injusto dejar a chicos sin clases.

 

Coincidan o no con lo que dicen los encuestados, lo que resulta INNEGABLE es que a los jóvenes SÍ nos importa nuestra educación y la de todos nuestros pares; que nos preocupa que nuestro derecho sea vulnerado, nos importa nuestro país y nos gusta pensar en un mañana mejor. Pensé, entrevisté y escribí este artículo para mostrar que aunque muchos nos hagan dudar yo creo que es tal como lo cantaba Luis Alberto Spinetta “aunque me fuercen yo nunca voy a decir que todo tiempo pasado fue mejor, mañana es mejor” y los jóvenes somos ese mañana mejor.

Visto 204 veces
Inicia sesión para enviar comentarios