Viernes, 29 Abril 2016 01:20

Qué es OAJNU para uno de nuestros participantes: “Un gran salvavidas”

Escrito por
(1 Voto)
Por Juan Cruz Ojeda, participante del Modelo de Naciones Unidas y Aulas Taller.
Es un día de semana cualquiera, son las 10 pm. Tenés 16 años y estas cenando con tu papá, tu mamá, tu hermana y hermano menor. Nada fuera de lo común, hasta que de repente te das cuenta que de lo único que se habla son trivialidades. Es un sólo instante en que te despierta una necesidad de información real. Una necesidad nacida del asco y repulsión que representan los shows mediáticos, las peleas de farándula y las demás distracciones diarias que todo el tiempo aturde la mente del joven.
Lo sé, no fue así para todos. Pero así es como mi camino hacia OAJNU comenzó. Insatisfecho o, mejor dicho, totalmente asqueado de la caja boba, los manejos de información y las luces bonitas que no dicen nada, empecé a buscar algo o alguien que me ayudara a llenar este vacío mental que sentía. En un principio consulté a profesores, luego a compañeros. A los primeros les entretuvo la idea de un adolescente buscando pensar pero les duró poco. 95 % de mis compañeros no podían despegar su cerebro de lo que había dicho Marcelo Tinelli el día anterior o de qué minifalda se ponían el Sábado; pero hubo un amigo entre 40 que no pertenecía a la masa. Uno que incentivó mi hambre de actualidad financiera global, realidades políticas mundiales y demás.
Con él encontramos OAJNU. Compañeros más grandes estaban participando y decidimos entrar. Ese fue un punto y aparte. Un momento que definió para mí el entendimiento de la política, el compartir con pares un interés tan particular (aunque no debería tomarse de ese modo pero así es, guste o no, la sociedad hoy en día) y el activismo juvenil. No sólo me instruí en conocimiento, sino también en espíritu ya que una vez terminado el modelo en sí, tuve la oportunidad de continuar la experiencia en proyectos de ayuda comunitaria. Estas actividades me mostraron el peso que uno puede tener y ejercer en el entorno, particularmente en la sociedad circundante.
Da bronca ver tantas oportunidades tiradas, tantas mentes lavadas, infértiles, de pensamiento cuadrado, definido por alguien más. El joven de hoy tiene un poder increíble. Ya estamos muy delante de lo que fueron los prejuicios de presunta inutilidad por tener una edad corta. Pero el problema real ahora es la vulgaridad colectiva. La muerte cerebral en general. La falta total de pensamiento crítico, de curiosidad. Por eso OAJNU fue para mí un gran salvavidas. Esta organización me mostró que no estaba solo, que no era un rarito por mis intereses, que mi pasión tenia partidarios. Me alegra haber participado, no dudaría en volverlo a hacer y por sobre todas las cosas, no puedo parar de recomendarlo con la esperanza de que este gran salvavidas recoja otra mente aturdida por los medios.
Visto 322 veces
Más en esta categoría: « Casi 400 km recorridos
Inicia sesión para enviar comentarios