Cordoba

Por Juan Cruz Ojeda, participante del Modelo de Naciones Unidas y Aulas Taller.
Es un día de semana cualquiera, son las 10 pm. Tenés 16 años y estas cenando con tu papá, tu mamá, tu hermana y hermano menor. Nada fuera de lo común, hasta que de repente te das cuenta que de lo único que se habla son trivialidades. Es un sólo instante en que te despierta una necesidad de información real. Una necesidad nacida del asco y repulsión que representan los shows mediáticos, las peleas de farándula y las demás distracciones diarias que todo el tiempo aturde la mente del joven.
Lo sé, no fue así para todos. Pero así es como mi camino hacia OAJNU comenzó. Insatisfecho o, mejor dicho, totalmente asqueado de la caja boba, los manejos de información y las luces bonitas que no dicen nada, empecé a buscar algo o alguien que me ayudara a llenar este vacío mental que sentía. En un principio consulté a profesores, luego a compañeros. A los primeros les entretuvo la idea de un adolescente buscando pensar pero les duró poco. 95 % de mis compañeros no podían despegar su cerebro de lo que había dicho Marcelo Tinelli el día anterior o de qué minifalda se ponían el Sábado; pero hubo un amigo entre 40 que no pertenecía a la masa. Uno que incentivó mi hambre de actualidad financiera global, realidades políticas mundiales y demás.
Con él encontramos OAJNU. Compañeros más grandes estaban participando y decidimos entrar. Ese fue un punto y aparte. Un momento que definió para mí el entendimiento de la política, el compartir con pares un interés tan particular (aunque no debería tomarse de ese modo pero así es, guste o no, la sociedad hoy en día) y el activismo juvenil. No sólo me instruí en conocimiento, sino también en espíritu ya que una vez terminado el modelo en sí, tuve la oportunidad de continuar la experiencia en proyectos de ayuda comunitaria. Estas actividades me mostraron el peso que uno puede tener y ejercer en el entorno, particularmente en la sociedad circundante.
Da bronca ver tantas oportunidades tiradas, tantas mentes lavadas, infértiles, de pensamiento cuadrado, definido por alguien más. El joven de hoy tiene un poder increíble. Ya estamos muy delante de lo que fueron los prejuicios de presunta inutilidad por tener una edad corta. Pero el problema real ahora es la vulgaridad colectiva. La muerte cerebral en general. La falta total de pensamiento crítico, de curiosidad. Por eso OAJNU fue para mí un gran salvavidas. Esta organización me mostró que no estaba solo, que no era un rarito por mis intereses, que mi pasión tenia partidarios. Me alegra haber participado, no dudaría en volverlo a hacer y por sobre todas las cosas, no puedo parar de recomendarlo con la esperanza de que este gran salvavidas recoja otra mente aturdida por los medios.
Jueves, 24 Noviembre 2016 01:20

Casi 400 km recorridos

Por José Russo, coordinador de ProTeCa.
Un día... volvimos a Rosario de Saladillo.
Ayer, algunos voluntarios se reencontraron con una causa que comenzó a gestarse en 2008. Otros, yendo por primera vez, conocimos una comundiad de la que mucho habíamos escuchado hablar. Fueron en mi caso dos años de escuchar historias, anécdotas y sobre todo de "aventuras" de este pueblo que siempre parecía tener una magia especial, muy propia.
La expectativa y las ansias en mi fueron creciendo. El tiempo pasó pero hoy, finalmente, lo hicimos y tuvimos la dicha de ser invitados a compartir con la gente de la comundiad, de compartir un almuerzo, unos mates y colaborar realizando un taller en la escuela en el marco de las Jornadas Nacionales de "Educar en Igualdad, prevención y erradicación de la violencia de genero".
En este momento, luego de un gran dia, en mi cabeza cierran muchas cosas, y otras tantas comienzo a re-pensar. Vuelvo a casa conociendo una comunidad que sabiendose aislada a casi a 200 km entre caminos del interior cordobés, no se resigna a esta situación factica y quiere ser mas, quiere ver más allá de sus horizontes.
Vuelvo conociendo a maestros que se animan a llevar nuevos proyectos, a incentivar a los chicos a que hagan cosas nuevas, que no tienen miedo a hablar de cuestiones tabú y buscan romper con los estereotipos y mandatos que se dan en la sociedad. Algunos de ellos que viajan 85 km para dar clases, y a veces las tormentas hacen que no puedan volver a su hogar.
Es muy movilizante saber que parte de este impacto real que ayer vimos en Saladillo es consecuente de un proceso en el que ProTeCa puso una granito de arena que fue creciendo y trasmitiendose a lo largo de los años.
La chispa la encendieron, a veces tal vez sin darse cuenta, y hoy podemos saber que eso que se despertó no quedo ahí y verdaderamente la comunidad lo volvió propio.
Día a día, en el trabajo diario de un proyecto comunitario corremos el riesgo de caer en la desmotivacion de no ver resultados a corto plazo, al ponernos objetivos específicos y querer cumplirlos estrictamente, olvidándonos tal vez del proceso, del momento vivido, de esas pequeñas cosas compartidas, trasmitidas, que trascienden, y que tal vez, un día le cambian la vida, o el día, a una persona.
Rosario de Saladillo es una muestra viva de nuestro impacto. Hoy puedo afirmarlo, y no dudar en seguir creyendo en estas causas, en lo que hacemos como organización y como voluntarios, cada día que desde nuestro lugar tomamos la decisión de no ser indiferentes y nos animamos a salir a recorrer kilómetros para dictar un taller, a dejar nuestras obligaciones para ir al barrio, para compartir un aula taller o una capacitación, y participar de otros tantos espacios que se nos presentan en esta gran red de humanidad.
Vuelvo a casa con una sonrisa, y ansioso por recorrer muchos kilómetros más.
Miércoles, 20 Julio 2016 01:19

Además de voluntarios, somos amigos.

Por Matías Borrego
“Cuando te duela mirar hacia atrás y tengas miedo de mirar adelante, puedes mirar a tu lado y encontrarás que tu mejor amigo estará allí.”
Hola, hoy es un día especial. No es nuestro cumpleaños, ni el final de algún campeonato de futbol que nuestro equipo gano. Tampoco es el día del padre, del niño niño ni de de la madre y por mucho que lo desees tampoco es navidad ni año nuevo.
Entonces te preguntaras ¿Qué día es hoy? Pues la respuesta es muy fácil para mi punto de vista, hoy es 20 de julio, el día del AMIGO.
Antes de escribir esto, investigue que pasó el 20 de julio y encontré que es el día del amigo, inspirado por el descenso del hombre en la luna. Pero yo me pregunto ¿Qué tendrá que ver la luna con todo esto? Entonces lo que se me ocurrió hacer, es buscar la palabra amistad en el diccionario y esto fue lo que encontré “relación de afecto, simpatía y confianza que se establece entre personas que no son familia”. ¿Qué frio que suena no? ¿Cómo puede una frase tan corta expresar tantos sentimientos que tenemos cada uno de nosotros? Pareciera que las palabras fueron unidas a la fuerza con la obligación de dar un significado a algo que simplemente no se puede definir en un simple papel.
Dicho esto, les propongo pensar en otra palabra que quiero relacionar, OAJNU. Si si, esa que muchas veces nos cuesta pronunciar y que de vez en cuando no sabemos el significado de sus siglas. ¿Pero saben que es lo mejor que tienen esta palabra? La respuesta será siempre la misma: las personas que están detrás de ella. Cada una un poco más loca que otra, algunas tienen tanta locura por el trabajo que se internan un fin de semana entero debatiendo sobre como poder mejorar el trabajo diario, como poder llegar más a un destinatario y así poder ayudarlo a mejorar un poco más su vida.
Otras están peor aún, cuando pasan días y días sin dormir preparando cada cartelito para un chico que ni siquiera conocen o tratando de conseguir un sache de yogurt para poder llevar a los nenes del barrio, el cual no son ni sus hijos ni sus familiares, pero así y todo lo hacen. Todos los días dan algo tan valioso e irrecuperable como es el esfuerzo y el tiempo, que aunque parezca tonto, es una de las cosas más preciadas que tenemos y que menos valor le damos.
No les voy a mentir y decirles que ser voluntario es fácil, porque no lo es; es un camino duro que día tras día te pone un nuevo desafío en frente y que muchas veces esa adversidad nos hace caer y nos deja tirados sin poder levantarnos. Pero... ¿saben porque seguimos? Son muchas las causas, pero una de las más importantes son los vínculos que creamos con esas personitas que están iguales o mucho más locas que yo.
Sería imposible tratar de mejorar la pequeña porción del mundo en que estamos si no fuese por los amigos que hoy me acompañan en este camino. Al principio éramos simples desconocidos que a través de un cartelito sabíamos nuestros nombres, pero todos teníamos el mismo objetivo, un sueño que al empezar estaba bastante lejano. No se puede hacer todo solo, nos hace falta ayuda, y doy gracias que tenemos a esas personas que cuando uno cae automáticamente busca la forma de levantarnos, y nos hace la pregunta que tanto nos ayuda ¿Cómo estas? ¿En que te ayudo?
Pareciera que fuese el speech de alguna tienda de supermercado pero está totalmente lejos de serlo. Es increíble como esa persona que conociste a través de un cartel de papel empezó a relacionarse con vos y en pocos meses ya está ahí para lo que necesites. Sin buscar ningún beneficio personal, esta por el simple hecho de querer.
Entonces juntemos las dos palabras y vemos que dentro de esta enorme organización como es OAJNU, se encuentran miles de personas, que trabajan día tras día, pero también se racionan, crean vínculos, y lo más importante, comparten la felicidad. Que en mi opinión es lo más valioso del mundo, porque la emoción de estar feliz no te la puede dar el dinero, tampoco la podes ir a buscar a una tienda, simplemente la podes conseguir en algunos momentos. Y te aseguro que esos instantes en donde uno es feliz te quedaran grabados para siempre. Entonces puedo decir que un amigo es mucho más que esa definición, y cada uno tendrá mil maneras de definirlo, pero yo digo que son personas que nos hacen felices, y gracias a esta hermosa organización puedo encontrar muchas personas que me hacen feliz día tras día.
Simplemente gracias por estar tan locos como yo y tratar de traer un sueño a la realidad, esperemos conseguirlo, pero si no, será un placer caminar al lado de ustedes. ¡Feliz día del amigo!
Jueves, 11 Agosto 2016 01:17

Debate Joven: “Así se empieza”

A continuación presentamos el testimonio de Rocío Minguillon, una participante del Debate Joven, un proyecto llevado a cabo durante Mayo y Junio. Las siguientes palabras forman parte de la campaña #QuéEstamosEsperando, lema designado por los mismos participantes.
Si me preguntan qué significó para mí el #DebateJoven, organizado por OAJNU recientemente, se me viene a la cabeza una nueva experiencia, de tantas llevadas a cabo por esta organización que te ayudan a crecer. Si, a crecer en todos los sentidos, como persona que se compromete con algo, como ciudadano que busca un mundo más justo y como joven que se anima a cosas diferentes.
Es una instancia, así como también un proceso, de abrir los ojos, de ver la realidad tal cual es y enfrentarse con eso que te llama a actuar.
Muchos podrían no encontrarle sentido al hecho de simplemente sentarse y hablar sobre una temática, pero basta con mirar un poquito más profundo para darse cuenta que desde el momento en que un grupo de jóvenes muestra interés en las problemáticas que los rodean, algo importante comienza a pasar.
Y justamente de eso se trató, de ver a mis compañeros involucrarse a la hora de dar su opinión frente a un tema, dejando de pensar en una nota y haciéndolo solo por interés. Esto demuestra que no somos una juventud vaga que no se compromete con nada o que se preocupa por cosas “no tan importantes”, sino un grupo que también forma parte de algo más grande. Y eso, sumado a verlo también en chicos que venían de otras escuelas, es lo que me moviliza.
Y ¿quiénes hacen posible este tipo de actividades? Adultos que colaboran, profes que acompañan, entre muchos otros. Pero más que nada jóvenes, jóvenes que gastan, o mejor dicho, que invierten y regalan su tiempo a otros como ellos sin esperar nada a cambio. Por lo cual hay algo que también forma parte de lo que este debate te permite llevarte: gratitud.
Es entonces una experiencia movilizadora, que a pesar de que no haya sido la única vivida, te llena de ganas, de ganas de seguir, de ganas de cambiar. Y, especialmente, de ganas de demostrarle al mundo que puede ser mejor y que hay situaciones que podemos cambiar; y para mí, así se empieza, con ganas, con convicción, con encuentro, con pluralidad de ideas, con esto tan grande y casi inexplicable que te deja un debate como el de OAJNU.

 

Miércoles, 22 Marzo 2017 01:17

Memoria, espina de la vida y de la memoria

Este 24 de marzo se conmemoran 41 años de aquella madrugada en la cual los  superiores de las Fuerzas Armadas tomaron el poder a través de un golpe de Estado y derrocaron al entonces gobierno constitucional de Isabel Perón, dando inicio a la etapa más cruenta, degradante y fatídica de nuestra historia.

Durante seis años se instauró un régimen de terror inédito en Argentina. Desaparecieron treinta mil personas y hubo más de diez mil presos políticos. La violencia, la represión y el autoritarismo encontraron su camino con total impunidad a través del secuestro, la tortura y el asesinato.

Es una fecha para recordar los que nos sucedió y para reafirmar lo que no queremos que suceda NUNCA MÁS. Es necesario rememorar y conocer sobre la sistemática violación de los derechos de las personas durante esta época oscura de nuestro país como punto de partida para pensar sobre las vulneraciones a los Derechos Humanos de nuestros tiempos,

“un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla”.

Que esta fecha sea realmente lo que tiene que ser, tiempo de reflexión, tiempo para recordar y unirnos y así, entre todos, nos planteemos la construcción de una sociedad más inclusiva, más democrática y promotora de derechos.

Desde OAJNU ponemos bien alta la bandera de los Derechos Humanos y decimos Nunca Más. En memoria eterna de aquellos sueños desterrados, por esos jóvenes sanos que, soñaron un mundo distinto y sin violencias.                                                                                                              

 

“Todo está clavado en la memoria, espina de la vida y de la historia” - León Gieco

Lunes, 08 Mayo 2017 01:15

El dilema del 2x1

OAJNU tiene como una de sus principales tareas el impulso a una sociedad más democrática, es por eso que entendemos que como jóvenes comprometidos con nuestros derechos y con las causas de las cuales de manera mediata o inmediata fuimos, somos y seremos partícipes; es necesario tener presente ciertos hechos y fundarlos en conceptos que nos ayuden a entender y lograr resaltar la importancia que tienen algunas cuestiones que repercuten no sólo en nuestra vida política sino en también en nuestra historia.

Como noticia de último momento en todos los medios de comunicación las palabras resonantes son: “lesa humanidad”, “ley más benigna”, “2x1”, “impunidad” y “organismos internacionales”, palabras que suelen usarse de manera vaga impidiendo, muchas veces, por desconocimiento o desinformación, la completa comprensión de lo que está ocurriendo y en qué nos afecta como sociedad.

Es por eso que en este mar de información, a veces sesgada y tendenciosa, queremos aportar claridad sobre algunos conceptos para que cada uno pueda formar una opinión propia pero fundada en el conocimiento certero.

1- ¿Qué es un delito de Lesa Humanidad?

“Lesa” significa agraviada, lastimada, ofendida. Es por esto que un crimen de lesa humanidad se refiere a aquellos que por sus características y naturaleza ofenden y agravian a la humanidad en conjunto, en el cual es el Estado el que se vuelve en contra de la sociedad, apoyando, absteniéndose o viéndose impedido de actuar ante esta situación. De acuerdo al Estatuto de Roma (instrumento constitutivo de la Corte Penal Internacional), crimen de lesa Humanidad es:

“cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque:

a) Asesinato;

b) Exterminio;

c) Esclavitud;

d) Deportación o traslado forzoso de población;

e) Encarcelación u otra privación grave de la libertad física en violación de

normas fundamentales de derecho internacional;

f) Tortura;

g) Violación, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado,

esterilización forzada o cualquier otra forma de violencia sexual de gravedad

comparable;

h) Persecución de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos, de género definido en el párrafo 3, u otros motivos universalmente reconocidos como inaceptables con arreglo al derecho internacional, en conexión con cualquier acto mencionado en el presente párrafo o con cualquier crimen de la competencia de la Corte;

i) Desaparición forzada de personas;

j) El crimen de apartheid;

k)Otros actos inhumanos de carácter similar que causen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental o física.”

2- ¿Qué características tiene?

● Ataque sistematizado o generalizado contra una población civil.

● El autor debe tener conocimiento que realiza dicho ataque en ese contexto.

● Son imprescriptibles

3- ¿Qué significa irretroactividad y ultraactividad de la Ley Penal Más benigna? ¿Y qué tiene que ver con el principio de legalidad?

El principio de legalidad, uno de los límites más importantes al poder punitivo del Estado, hace referencia a que no hay crimen sin una ley penal previa al hecho. De modo que no se puede perseguir penalmente a una persona si al momento del hecho, éste no era considerado delito.

Además, existen dos principios fundamentales que derivan de la Constitución: la irretroactividad de la ley, que establece que no se podrá aplicar una ley dictada posterior a un hecho. Por otro lado, el segundo principio es el de la ultraactividad de la ley más benigna y establece que si con posterioridad al hecho considerado delictivo se dicta una ley que deje de considerar un hecho como delito o le impute una pena más amena se deberá aplicar esa ley (más beneficiosa) porque la consideración social sobre el hecho ha cambiado.

4- ¿Cuándo se sancionó la ley del 2x1?

El beneficio del 2x1 fue incorporado en la ley 24.390 sancionada en 1994. El artículo 7 de esa norma establecía que, transcurrido el plazo de dos años previstos de prisión preventiva se debían computar un día de prisión preventiva como dos días a los efectos del cumplimiento de la pena efectiva.

Es decir, el beneficio era para las personas detenidas sin sentencia firme. La normativa respondía a ciertos requerimientos de los compromisos internacionales asumidos por la Argentina respecto del cumplimiento del plazo razonable de la prisión preventiva, o sea, del tiempo que una persona puede permanecer presa sin tener una condena firme.

5- ¿Qué fundamentos utilizó la Corte para aplicar nuevamente aquella normativa derogada? ¿Qué dijo la minoría?

Mayoría:

Rosenkrantz y Hightonà

● Consideraron que la resolución de la Cámara se había apartado de las normas convencionales (artículos 9 de la Convención Americana de Derechos Humanos y 15.1. del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos ) y constitucionales (artículo 18 de la Constitución Nacional), que resultaban conducentes para la debida solución del caso.

● Sostuvieron asimismo que el artículo 2 del Código Penal establece que el beneficio de la aplicación de la ley penal más benigna resulta extensivo a todos los delitos, sin realizar distinción alguna.

● Precedente “Arce” (Fallos 331:472) donde se decidió que a los efectos de la aplicación de la ley penal más benigna lo que importa es que el delito se hubiera cometido durante su vigencia, siendo irrelevante que el imputado hubiere estado detenido o no durante dicho lapso.

● El artículo 2 del Código Penal, contrariamente a lo que dicho tribunal sostuvo, no condiciona la aplicación del principio de la ley penal más benigna al cambio de valoración social sino a la existencia de una ley más beneficiosa para el imputado

Rosatti

● Afirmó que si el legislador no previó un régimen diferenciado que excluye la aplicación de la ley penal más benigna a los delitos de lesa humanidad no lo puede hacer ahora el juez.

● Un Estado de Derecho, agregó el juez Rosatti, no es aquel que combate a la barbarie apartándose del ordenamiento jurídico sino respetando los derechos y garantías que han sido establecidos para todos, aun para los condenados por delitos aberrantes.

Jueces que votaron en disidencia (minoría):

Lorenzetti y Maquedaà

● No se ha dado ningún cambio en la valoración de los delitos de lesa humanidad. Por el contrario, existe una consistencia en la definición, clasificación y persecución de este tipo de delitos que se ha mantenido en diversos precedentes, no sólo de esta Corte Suprema, sino de todo el Poder Judicial. Más aún, puede decirse, como se lo ha señalado en diversos pronunciamientos institucionales de esta Corte como cabeza del Poder Judicial, que se trata de una política de estado

● Que es por esta razón que es necesario calificar este caso, en primer lugar, como un aspecto de los delitos de lesa humanidad, tipificados por esta Corte (Fallos 328:2056). Respeto de esta categoría este Tribunal ha señalado que no hay posibilidad de amnistía ((Fallos 328:2056), ni de indulto (Fallos: 330:3248), ni se aplica a ellos el instituto de la prescripción (Arancibia Clavel), y que la persecución forma parte de los objetivos de la legislación internacional (Fallos: 330: 3248).

● Que, por otro lado, el carácter permanente de un delito implica que si durante su lapso de consumación rigieron dos leyes, no se trata de un caso de sucesión de leyes penales (hipótesis del artículo 2 del Código Penal, donde se debe aplicar siempre la más benigna), sino de coexistencia de leyes. Por lo tanto, siguiendo este enfoque, se debe aplicar una sola ley que es la vigente en el último tramo de la conducta punible. En virtud de este otro argumento, es claro que respecto de Muiña resulta aplicable la ley 25.430 que derogó la mentada disposición de la ley 24.390.

● “Por tratarse de un delito de ejecución permanente, es decir, cuya consumación se prolonga en el tiempo la nueva ley resulta aplicable, sin que ello represente su aplicación retroactiva. En este mismo sentido se han pronunciado tribunales de la más alta jerarquía de los Estados del continente americano al aplicar normas penales en casos relativos a hechos cuyo principio de ejecución comenzó antes de la entrada en vigor del tipo penal respectivo” (“Gelman vs. Uruguay”, sentencia del 24 de febrero de 2011, apartado 236).

En fin, esta sentencia nos deja más preguntas que respuestas. ¿La corte falló bien o mal? ¿El fallo es jurídicamente correcto pero moralmente injusto? ¿Si dictamos un fallo moralmente justo, habilitamos a potenciales injusticias posteriores al permitir que se apliquen leyes en violación al principio de legalidad? ¿Nuestros legisladores están cumpliendo correctamente su tarea? ¿O dictan las leyes necesarias para resguardar los derechos que tenemos reconocidos tanto en nuestra Constitución como en los tratados de Derechos Humanos cuando ya las consecuencias son irreversibles? ¿Nuestros jueces están cumpliendo su tarea? ¿Qué podemos hacer nosotros como ciudadanos frente a estas situaciones? ¿Cuál es nuestro rol en todo esto?

Como una organización promotora del diálogo y la participación activa de los jóvenes los animamos a que comenten esta publicación con sus reflexiones u opiniones respecto a este tema que tanto nos afecta como sociedad.

 

Por Iván Mammana

Principio de año y el escenario es el de siempre, lamentablemente. La época de discusiones paritarias, las predicciones sobre cuál será la inflación este año, los cortes de calles de manera semanal y casi diaria  y los chicos sin ir al colegio.

Mucho se habla de las pretensiones de un sector docente que históricamente ha cobrado poco y también se habla de cómo los sindicatos solo quieren “hacer política”. Lo cierto es que en la ciudad de Córdoba este jueves 6 de abril se cumplió el séptimo día de paro docente luego de rechazar el ofrecimiento estatal del 19,5%, más un 1,5 por la excedente inflación del año pasado, más una cláusula gatillo por si se dispara la inflación. Los docentes mantienen la huelga ya que sostiene que la provincia adeuda seis puntos de inflación del año anterior más un porcentaje que se adecúe a la inflación “real”. La realidad indica que la ciudadanía no tiene acceso a detalles de las propuestas que les permita opinar y tomar partido sobre números ciertos.

Mientras tanto, una vez más, son los jóvenes los perjudicados directos que otra vez  corren el riesgo de no terminar los planes educativos, jóvenes que deberán rendir sin tener la totalidad de los temas explicados.

Desde mi lugar decidí “acercarles el micrófono” a ellos para mostrar el compromiso y el entusiasmo de la juventud, por participar en este tema. Para ello entrevistamos a 20 jóvenes de instituciones privadas y públicas de nivel secundario y universitario.

En las entrevistas, todos los encuestados coincidieron en resaltar la importancia de que se dicten todos los días de clases, ya que sino, los planes de estudio no se darán por completo y la educación se seguirá deteriorando: se deben cumplir los dias de cursado. Puedo decir por experiencia que no es lindo que tengas que ver muchos temas en poco tiempo. Además los exámenes se terminan acumulando y empezas a disminuir tu rendimiento académico. Hay que tener los días necesarios para enseñar y evaluar. De otro modo, por ejemplo: en algunas materias nunca terminabamos todas las unidades, porque directamente una unidad no era evaluada pero si se tomaba en los integradores. En otras, se tomaban unidades que no eran enseñadas y aun así se evaluaban- (Nicolás S., 20 años, actual estudiante del CUP, egresado de escuela pública.)

Sin embargo el 40% de los jóvenes aprovecharon la pregunta para señalar que la educación se está “mediocrizando” y tiene muchas urgencias que atender.

“me fijaría en la calidad de educación, yo que tengo hermanos más chicos y todos fueron a la misma primaria que yo (pública) pude ver como involucionó en el aspecto académico la institución: cuando yo iba la educación era excelente, y ahora en sexto grado los chicos no saben ni multiplicar bien -(Nicolás G., 20 años,  estudiante de la UTN.)

Fue entonces, la oportunidad de preguntar  por qué creían que se daban estos conflictos y si consideraban que existía alguna solución para que  dejaran de suceder. Como respuesta obtuvimos que el 100% de los estudiantes cree que estos conflictos se deben a que durante muchos años la educación viene siendo mal paga  y descuidada  y aún hoy, 2017, el Estado no logra solucionar el reclamo ofreciendo las condiciones laborales que la educación merece.

“Como cualquier pelea, esto ocurre porque un grupo de personas (los docentes) están reclamando algo,un salario justo, que les pertenece hace  años y tratan que esto les sea reconocido. Obvio que hay cuestiones partidarias y sobretodo cuando se trata con temas del gobierno ya que todos sacan el tema de la oposición y demás. A pesar de que en todas las movilizaciones se vean carteles de los distintos sindicatos y partidos políticos, creo yo que hoy en dia estan unidos reclamando algo que les pertenece a todos los docentes”. (Lourdes, 17 años, estudiante de escuela privada.)

El 80% de los estudiantes señaló que la solución sería el diálogo para  llegar a un acuerdo con el Estado de manera que los docentes puedan tener una conquista sin que el Estado salga perdiendo por completo, pero a su vez  reconocieron que esto sería algo utópico. Sin embargo algunos se animaron a “proponer soluciones” para este tipo de conflictos, como es el caso de nuestro encuestado de menor edad, Valentín de 15 años: “Creo que la solución sería no sancionar el ausentismo sino premiar al presentismo. Recientemente escuché que si el ausentismo baja, el Estado pierde menos fondos lo cual podría ayudar a aumentar los sueldos y todos felices”.

Sobre los métodos utilizados para realizar el reclamo no hubo consenso entre los jóvenes encuestados, algunos reconocían que, por desgracia, era la única forma para que el gobierno los escuchara, otros señalaban que era injusto dejar a chicos sin clases.

 

Coincidan o no con lo que dicen los encuestados, lo que resulta INNEGABLE es que a los jóvenes SÍ nos importa nuestra educación y la de todos nuestros pares; que nos preocupa que nuestro derecho sea vulnerado, nos importa nuestro país y nos gusta pensar en un mañana mejor. Pensé, entrevisté y escribí este artículo para mostrar que aunque muchos nos hagan dudar yo creo que es tal como lo cantaba Luis Alberto Spinetta “aunque me fuercen yo nunca voy a decir que todo tiempo pasado fue mejor, mañana es mejor” y los jóvenes somos ese mañana mejor.

Por Candelaria Díaz

La siguiente nota se realizó en el marco de un conjunto de notas producidas por voluntarios de OAJNU con respecto a la situación actual de la educación en Argentina. Para realizarla, le enviamos una entrevista a diferentes docentes vinculados con OAJNU para que brinden su punto de vista y podamos compartirlo. Para conocer las opiniones de los jóvenes, no dejen de leer nuestra nota anterior: Los jóvenes levantan la mano.

Está comenzando Mayo y el conflicto sigue latente, el gremio docente continua reclamando la discusión salarial y critica la oferta estatal del 19,5%.

El juzgado en lo contencioso administrativo N°2 de La Plata ordenó al gobierno bonaerense devolver el dinero descontado del sueldo de los maestros adherentes a los reiterados paros efectuados en los últimos meses. María Eugenia Vidal, sin embargo, adelantó que se apelará dicho fallo ya que “no se puede pagar por un trabajo que no fue realizado”.

Tanto los docentes como alumnos se ven perjudicados en esta contienda. Los primeros por la pérdida de horas cátedra que, a fin de cuentas, se tornan irrecuperables; y los segundos porque sufren el desgaste psicológico y económico de un conflicto que se extiende en el tiempo.

La tarea calificada de los educadores es uno de los pilares para el desarrollo y progreso de toda sociedad. En este marco, buscamos la palabra de dicho sector de los afectados y, a través de entrevistas a 20 docentes sobre distintos aspectos del tema, recogimos diversas opiniones.

Cuando se les preguntó su postura respecto a la protesta, el 90% coincidió en que es una lucha justa, legal y necesaria. Algunos de los encuestados hacen referencia a la responsabilidad que tiene el gobierno y a la prioridad que este le da a otras cuestiones por sobre la calidad educativa.

Un 40% expresó que el conflicto no le afectaba en su vida cotidiana, pero también hubo respuestas como:

“Me afecta mucho, pues ganando menos de 15 mil pesos tras 24 años en la docencia, querernos dar un 17% es un insulto”

“Afecta a mi desempeño ya que, al no ser suficiente el dinero para cubrir los gastos fijos, debo emprender otros trabajos que me quitan tiempo de dedicación a la escuela. La prolongación del mismo me entristece y desanima, y en ocasiones me distancia de los compañeros de trabajo”.

A la pregunta “¿Por qué se dan este tipo de conflictos?” la respuesta fue unánime: por el gobierno.

Para la mayoría de los encuestados los métodos de reclamo son correctos y están habilitados constitucionalmente; muchos opinan que es la única forma que tienen los maestros de ser escuchados.

Los veinte coincidieron en que, si bien es de importancia, la educación tiene otras urgencias antes de cumplir con todos los días de cursado. “Calidad, no cantidad” es la frase que engloba todas las respuestas a esta pregunta.

Se les pidió proponer una solución y los entrevistados tomaron como puntos principales el aumento de salarios y la responsabilización del gobierno.

“Creo que esto depende de un conjunto de medidas que no sólo tienen que ver con lo salarial, sino con el acompañamiento de otras que hagan de las escuelas un buen lugar al que asistir, tanto para aprender como para enseñar. Entre ellas, la titularización de cargos, la dotación de tecnología actualizada, la reducción del cupo de chicos por aula, el sostenimiento de la capacitación gratuita, obligatoria y cercana al lugar de trabajo, el fortalecimiento del trabajo en equipo, etc”

Este acercamiento a la realidad que viven los maestros nos debe causar empatía y hacernos reflexionar sobre qué rol cumplimos en esta situación que nos abarca a todos, y si nos estamos comprometiendo con ella.

 

Domingo F. Sarmiento dijo: “Es la educación primaria la que civiliza y desenvuelve la moral de los pueblos. Son las escuelas la base de la civilización”. Tomando esta cita, teniendo también en cuenta la importancia de los demás niveles de educación, no solo del primario, y haciendo hincapié en los jóvenes, es que invitamos a los argentinos a involucrarnos en esta problemática y en la sociedad en la que vivimos, trabajando día a día para juntos formar un país mejor.

La violencia en las pasiones han generado mucha polémica en Argentina y con este marco uno de nuestros voluntarios se animó a escribir esta nota:

Por: Matías Borrego

“La libertad no es posible más que en aquellos países donde el derecho predomina sobre las pasiones.”  Henri Lacordaire

Cada uno de nosotros, sea cual sea su nacionalidad, su edad y hasta su clase social tiene algo que lo apasiona, por el cual su corazón late más fuerte y sus ojos se ponen más brillantes que nunca para poder apreciar un pequeño instante de su vida, en el cual será verdaderamente feliz, alejándose de todos los  problemas de la vida cotidiana.

Ahora mi pregunta es ¿Qué son las pasiones? A lo cual se podría responder; las pasiones son inclinaciones o tendencias de gran intensidad, que no proceden de la voluntad, que se experimentan desde la pasividad, como “viéndose arrastrado por ellas”, excepto cuando se intenta luchar activamente contra las mismas. Pero ¿Cómo puede ser que una pasión deje inútil a una de las principales características del ser humano como el razonamiento? Aunque la razón fue calculada por la providencia para gobernar nuestras pasiones existen momentos breves en que esta nos arrastra e impulsa a  realizar acciones inconscientes, y es en ese instante cuando nuestras pasiones prevalecen sobre nuestra razón y una simple situación puede terminar en una catástrofe.

Lo cual me lleva a una nueva pregunta ¿Las pasiones son “Buenas” o “Malas”? Las pasiones, en cuanto impulsos de la sensibilidad, no son en sí mismas ni buenas ni malas; son buenas, cuando contribuyen a una acción buena; son malas, en caso contrario. Pueden ser asumidas en las virtudes o pervertidas en los vicios.

Las pasiones humanas son un misterio, y a los niños les pasa lo mismo que a los mayores. Los que se dejan llevar por ellas no pueden explicarlas, y los que no las han vivido no pueden comprenderlas. Son tan difíciles de comprender que continuamente existen ambientes de tensión en donde el rival deja de serlo y empieza a convertirse en un enemigo, en donde lamentablemente aparece la violencia.

Lo que comenzó como un momento de felicidad ya no lo es y la violencia actúa como una  fuerza destinada a juzgar a otros para el beneficio y la satisfacción del deseo de uno. Amenaza la existencia del otro y apunta a lograr que el otro ceda y se adapte a uno. Dejamos de ser iguales, una pequeña diferencia crea un abismo entre ambos bandos y la rivalidad desaparece para transformar todo en una cruzada, en la cual somos enemigos a muerte. Pero lo que más me asusta de esto es que cada vez somos más, son más las personas que secunden ante la violencia, donde un amigo deja de serlo para convertirse en mi peor enemigo, con tan solo llevar otro color de camiseta basta para ser motivo de causarle la muerte y mucho más, porque ya no alcanza con matar a esa persona es suficiente, se la debe humillar ante todo el público y grabarla para que todos lo vean y lo recuerden. Busca apuntar a tener al otro bajo control, dejan de ser semejantes y se transforman en instrumentos para usar o en enemigos a los que hay que destruir. Creo que debemos parar, mirar el mensaje que estamos transmitiendo y luego preguntarnos ¿Es así como queremos que nuestros hijos crezcan? ¿Qué sociedad estamos creando para las generaciones futuras? Y una vez que la razón vuelva a ganarle a nuestra pasión es cuando la violencia desaparezca y vuelva ese momento de felicidad que tantos nos gustan.

Pero para que esto ocurra hay un factor clave que debe aparecer, y es “La Ley”. Sin ellas no existiría la sociedad. Pero las leyes deben estar hechas para cumplirse, sin importar el nombre de la persona que la esté quebrantando. Porque para eso se han creado, para guiarnos en un buen camino y lograr un bienestar social.

Y por último se me vino ala mente una pregunta muy importante, ¿Por dónde empezar? Y la respuesta apareció casi de inmediato POR UNO MISMO, no esperamos a que el cambio venga desde arriba, empecemos por nosotros mismo en las acciones más simples y cotidianas de nuestra vida, como puede ser el respeto al prójimo, y además remarquemos los comportamientos que nos parecen incorrectos, para que las personas entiendan lo que está mal y lo que está bien, no celebremos los actos violentos, si no, alentemos las buenas acciones, va ser un largo camino y no será fácil pero por algo se debe comenzar.

Ya terminando, no nos olvidemos que las pasiones son algo hermoso de la vida, que nos transmiten grandes mensajes y emociones y muchas veces son momentos de felicidad y es por ese mismo motivo que se deben cuidar y proteger, para que nada ni nadie las arruine y así las podamos disfrutar por un largo tiempo y podamos transmitirlas a las generaciones futuras.

 

“Está claro que la forma de sanar la sociedad de la violencia y de la falta de amor es reemplazar la pirámide de dominación con el círculo de la igualdad y respeto”  Manitonquat.

Miércoles, 08 Marzo 2017 01:07

8 de marzo: parar con ellas

Por Lola Rainero

El día 8 de marzo se celebra el día internacional de la mujer y, luego de más de 100 años de conmemoración a nivel mundial, llegamos a la segunda década del siglo XXI con un movimiento feminista que tiene mucho por lo cual seguir luchando.

La fecha tiene sus orígenes a principios del siglo XX, en 1909, cuando 20 mil mujeres marcharon en Nueva York celebrando por primera vez el Día Nacional de la Mujer, conocido como el Levantamiento de las 20 mil. Sin embargo, el evento tenía muy poco de celebración: era más bien un reclamo por los derechos de las trabajadoras, exigiendo una reducción de la jornada laboral, mejores salarios, y mejores condiciones. Durante los siguientes años, las demandas resonaron en España, Alemania, Austria, Dinamarca, Suiza, Rusia y China. Así nace el Día Internacional de la Mujer, celebrado el 8 de Marzo y reconocido por Naciones Unidas en 1975.

Pero lo que nació, principalmente, por aquellos años, fue el feminismo como lo conocemos hoy. Impulsado por los partidos socialistas y concretado por las sufragistas, que lucharon por el sufragio femenino en Europa y Estados Unidos, lo que surgía era la primera ola de feminismo, la primera marca en la historia contemporánea donde las mujeres de todos los países se unían en un sólo colectivo para luchar por sus derechos.

Los reclamos en el siglo XXI

Más de 100 años después y en la era de las comunicaciones, la lucha suena más fuerte que nunca. A lo largo del último siglo se ganaron muchas batallas: el voto femenino, más de 50 mujeres presidentes, parlamentos y congresos con igualdad de género, líderes empresarias, la píldora anticonceptiva, y derechos reproductivos garantizados en algunos países occidentales. Pero la desigualdad continúa alrededor de todo el mundo, cada país con sus respectivos problemas.

El feminicidio y la desigualdad en el mercado laboral son una de las razones por las que las mujeres argentinas deciden parar y marchar hoy. En Estados Unidos, paran, principalmente, para proteger Planned Parenthood (Paternidad Planeada), una institución pública que garantiza los derechos reproductivos de la mujer, desde el aborto hasta las consultas ginecológicas, y que se ve amenazada por el nuevo gobierno. En los países europeos, las mujeres salen a manifestar en contra de la creciente ola de valores machistas, arraigados en los nuevos partidos nacionalistas. En África, Asia y Medio Oriente, la desigualdad de género llega a límites extremos, donde sus respectivas culturas le prohíben a la mujer desde el acceso a la educación hasta su propia autonomía.

La situación actual de la mujer varía según el país, su cultura, y su legislación. Sin embargo, lo que prevalece en todos los colectivos feministas es la unidad, la pertenencia, la conciencia colectiva de ser parte de lo mismo, de ser mujer en una sociedad con infinitas desigualdades y limitaciones. Estamos ante lo que sociólogos contemporáneos llaman la cuarta ola de feminismo, la cuarta vez en la historia en que las mujeres se levantan para reivindicar sus derechos y redefinir su lugar en la sociedad, marcada por la globalización, las redes sociales, y la cultura de masas.

“Habiendo sido criadas como iguales a los hombres, las feministas de la cuarta ola no permiten ser tratadas de otra forma y tienen la seguridad necesaria para quejarse”, advierte la autora Kira Cochrane en el Washington Post.

La Marcha de Mujeres el 21 de enero lo afirmó: se estima que alrededor de 5 millones de personas marcharon en 673 marchas en todo el mundo. A su vez, en Argentina y Latinoamérica, la organización Ni Una Menos, con sus multitudinarias marchas, se consolidó para llevar el feminismo, y su demanda por los derechos básicos de la mujer, a la agenda pública y a las demandas políticas.

Desde OAJNU, compartimos ciertos valores con este movimiento: teniendo como ejes transversales la juventud y la educación, no puede ser ajeno a nosotros el acceso igualitario de niñas y niños tanto a nuestros proyectos como a las instituciones educativas del país, de la misma forma que velamos por un desarrollo sano, seguro, y en buenas condiciones de las niñas y jóvenes que, según Naciones Unidas, son más susceptibles a ser sometidas a matrimonios convenidos, a no terminar la escuela, al trabajo infantil, a la mutilación genital, y a otras violaciones de derechos humanos. Invertir en el bienestar de ellas, no sólo es un progreso para los derechos de la mujer sino que, según el Fondo de Población de las Naciones Unidas, es también un punto esencial para el progreso de los países en desarrollo y el cumplimiento de los objetivos de la agenda 2030.

Una cuestión de género

Ahora, ¿qué es el feminismo? Un movimiento internacional, político e ideológico que cree firmemente en la igualdad política, económica, y social entre la mujer y el hombre. Se puede decir, entonces, que es un movimiento que aboga por los derechos humanos. ¿Y por qué, si quiere la igualdad, no se llama igualismo? ¿Por qué son las mujeres las que luchan? Porque, como dice la autora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, llamarlo así sería “negar el problema específico y particular del género. Sería una forma de pretender que no son las mujeres quienes, por siglos, fueron excluidas. Sería una forma de negar que el problema del género apunta a las mujeres. Que el problema no es ser un humano, sino ser una mujer”.

Esto no quiere decir que el hombre no sea afectado por los estereotipos de género, y el feminismo también lucha por ellos. Pero no son los hombres cuyos derechos básicos (como la vida misma) se ven afectados por el simple hecho de ser hombres. Como plantea Ngozie Adichie, “algunas personas pueden decir ‘bueno, los hombres pobres también la tienen difícil’. Y es cierto (...) pero género y clase son diferentes. Los hombres pobres siguen teniendo los privilegios de ser hombres, aunque no tengan los privilegios de ser ricos”.

Como detallan informes de Cippec, Economía Feminista, La Casa del Encuentro, y Amnístia Internacional, algunas de las desigualdades en Argentina son, por ejemplo, que en Argentina muere una mujer víctima de femicidio cada 29 horas, se producen 50 ataques sexuales al día, sólo una de cada dos mujeres es activa laboralmente (mientras que en el caso de los hombres es el 72%), tres de cada diez puestos de jefatura son ocupados por mujeres y su salario es 27% menor al de los hombres, y sólo el 34% de jueces en la justicia nacional son mujeres.

Entonces, ¿por qué marcha el feminismo, hoy 8 de marzo, en todo el mundo? Porque solo un ciego a la realidad puede afirmar que la mujer y el hombre viven en igualdad de condiciones. Desde los feminicidios y las violaciones, hasta el desigual acceso a la educación y el mercado laboral, los derechos de las mujeres siguen siendo estigmatizados por una perspectiva cultural de género. Esta fecha conmemora la larga, cansadora, y prometedora lucha que las mujeres vienen llevando a cabo desde hace más de 100 años. Por eso hoy no festejemos, no regalemos flores ni bombones. En una sociedad en donde algunas mujeres se dan el lujo de proclamar que “no necesitan el feminismo” y hombres que llaman a las manifestantes “feminazis”, lo mejor que podemos hacer hoy es estar en el lado correcto de la historia y acompañarlas en la lucha por nada más ni nada menos que su propia vida.